Los metadatos, describen un recurso en términos de su contenido, utilización y características técnicas, etc., permiten su catalogación y por ende, facilitan su localización, recuperación y uso dentro de soluciones e-Learning (Menéndez, 2010). En otras palabras, los metadatos son las características o atributos que permiten identificar con claridad a los objetos. La búsqueda de metadatos se hace a través de una información descriptiva que es almacenada en bases de datos.

La importancia de los sistemas de metadatos radica en:

-Incrementan el acceso: la existencia de un conjunto de metadatos que describa correctamente uno o varios objetos, aumenta la posibilidad de acceder a ellos. Además, los metadatos hacen posible la búsqueda de información en múltiples bancos a la vez. Con una única ecuación de búsqueda, es posible consultar bases de datos que utilicen diferentes sistemas de metadatos para describir sus Objetos.

-Disminución del tráfico en la Red: al clasificar la representación del objeto, y no el objeto en sí, no se requiere demasiado ancho de banda para hacer las búsquedas o generar los índices.

-Expandir el uso de la información: los metadatos facilitan la difusión de versiones digitales de un único Objeto.

-Control de versiones: aplica no sólo en lo que se refiere a gestionar la vida de un objeto, sino también en lo que tiene que ver con su difusión. Es decir, se generan diferentes metadatos con distintas cantidades o tipos de información sobre un mismo objeto, con el fin de distribuirlo a un público heterogéneo.

-Aspectos legales: los metadatos permiten establecer claramente las restricciones de uso, condiciones de licenciamiento, informan sobre los derechos de autor, control del todo o de una parte del objeto, método de pago si es comercial y control al acceso a información restringida, entre otros.

-Precisión en los procesos de búsqueda y recuperación: la correspondencia entre los  descriptores usados en la búsqueda y los metadatos del Objeto, permite aumentar la precisión en la mayoría de búsquedas en Internet.

A modo de cierre, dos cuestiones importante. Primero, los OA deben tener una estructura de información externa (metadatos) que facilite su almacenamiento, identificación y recuperación. La literatura sugiere utilizar sistemas estándares, que faciliten la conversión de los metadatos de un contexto sólo descriptivo y genérico hacia un sistema de metadatos de aplicación en el campo educativo, con fines descriptivos, administrativos y de evaluación. Segundo, los OA deben estar albergados y organizados en Meta-data de manera tal que el usuario pueda identificarlos, localizarlos y utilizarlos para propósitos educacionales en ambientes basados en Web.

Seguimos aprendiendo y colaborando en red…

Referencia:

Menéndez D., V. H. (2010). Generación de objetos de aprendizaje empleando un enfoque asistido. [Disponible: http://www.sav.us.es/pixelbit/actual/11.pdf]. [Consulta: 05/06/2012]