Entre las posibilidades que ofrece el twitter, en la docencia, está el poder construir un concepto entre estudiantes. Es decir, cada estudiante aporta una idea y entre todos se elabora un concepto. También para generar ideas días antes de realizarse una clase.

El dropbox, para respaldar información y compartir con un equipo de trabajo. El google docs, para elaborar documentos de forma colaborativa entre un en equipo. Se puede convertir en una herramienta útil para evaluar el trabajo colaborativo, el compromiso, la escritura y hasta la forma como resuelven problemas los estudiantes. También se puede elaborar un cuestionario para conocer el aprendizaje percibido por los estudiantes trabajando con este tipo de herramientas.

El Slideshare, para presentar y compartir recursos digitales en el aula o en el blog.

El Glogster, me gusta la posibilidad de crear manuales digitales con la posibilidad de imágenes, videos, texto, etc. Por ejemplo, un manual sobre normas básicas para la comunicación efectiva en un entorno.

Las diversas herramientas son valiosas para la docencia, unas ofrecen más posibilidades que otras. Lo importante es explorarlas y ver cuáles son pertinentes a nuestra área de trabajo y aprendizajes esperados en los estudiantes. Tras ensayo y error seguro vamos a encontrar nuevas potencialidades en ellas y en esa medida podremos ir compartiendo las experiencias en las redes sociales para que sean replicadas por otros usuarios y en otros contextos.